Sociedad volátil

Antes de contar la reflexión de hoy, quiero compartir este texto de la famosa novela «1984» de George Orwell. El pasaje dice así:

«Por lo visto, había habido hasta manifestaciones para agradecerle al Gran Hermano — el aumento de la ración de chocolate a veinte gramos cada semana. Ayer mismo, pensó, se había anunciado que la ración se reduciría a veinte gramos semanales. ¿Cómo era posible que pudieran tragarse aquello, si no habían pasado más que veinticuatro horas? Sin embargo, se lo tragaron. Parsons lo digería con toda facilidad, con la estupidez de un animal. El individuo de las gafas con reflejos, en la otra mesa, lo aceptaba fanática y apasionadamente con un furioso deseo de descubrir, denunciar y vaporizar a todo aquel que insinuase que la semana pasada la ración fue de treinta gramos. Syme también se lo había tragado aunque el proceso que seguía para ello era algo más complicado, un proceso de doblepensar. ¿Es que sólo él, Winston, seguía poseyendo memoria?«

(GEORGE ORWELL – 1984)

Creo que este texto ilustra muy bien lo que está pasando con nuestra memoria colectiva. Recuerdo a un profesor que decía que la gran mayoría de la gente tenía una memoria práctica inferior a 6 meses (por eso, todos los años nos sorprendemos con la llegada del verano y del invierno).

Hoy me ha venido este tema de la memoria a la cabeza porque en el debate social está muy candente el tema de la vacunación y de las consecuencias que debería tener la gente que no se vacuna. En LinkedIn hoy he leído una encuesta «no científica» en la que el 56% de la gente estaba a favor de que la gente no vacunada tuviera que pagarse su tratamiento en caso de enfermar de COVID. Y he visto por otros sitios porcentajes similares al respecto. No quiero entrar en este debate, pero si traer a colación que hace tan solo un año, la mayoría de la gente tenía grandes reticencias hacia las vacunas recién anunciadas hasta el punto de que la mayoría de la gente afirmaba querer esperar a ver el resultado y los efectos de las vacunas antes de ponérselas (aquí una noticia del 4 de diciembre de 2020).

Fuente: El Mundo (4 de diciembre de 2020)

¡Qué rápido cambia nuestra conciencia social! ¿Es que somos demasiado influenciables? ¿O acaso somos una sociedad volátil, al albur del viento que sopla en cada momento? O, como le pasaba a Winston Smith, ¿es que la mayoría de la sociedad no tiene memoria?

Publicado por Gonzalo Montero

Cuestionando el mundo para intentar entenderlo

Un comentario en “Sociedad volátil

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: