Vacunados vs No-Vacunados (II)

Ayer publiqué un primer análisis comparativo acerca de las diferencias de la COVID entre vacunados y no vacunados, aprovechando que fue el primer día que el Ministerio de Sanidad publicó datos segregados para estos dos grupos de población. Solamente comenté los resultados de incidencia y su evolución en las últimas 8 semanas, dejando para hoy el análisis de la gravedad de la enfermedad (hospitalizaciones, UCIs y fallecidos). En pleno proceso de análisis me encontré con esta noticia:

Fuente: El País. Pincha aquí para leer la noticia completa.

Cómo ya había empezado a analizar los datos del Ministerio, esta cifra me resultó altamente llamativa ya que no encajaba con lo que yo empezaba a tener en mente. Así que he profundizado en el análisis para verificar que el dato es cierto. Y, efectivamente, es correcto, pero a veces son más «interesadas» las medias verdades que las mentiras.

En primer lugar decir que el titular se acoge a un principio (parece que ahora muy extendido) de resaltar el dato más extremo (el peor o mejor según se considere) con intención de hacer parecer que el «todo» se comporta igual que la «parte». Este dato sale del siguiente análisis que intento resumir en la siguiente tabla (al final del artículo explico cada concepto).

Fuente: Elaboración Propia con Datos del Ministerio de Sanidad

En resumen, si no hubiera diferencias entre vacunarse o no, los 136 fallecidos contabilizados en esta franja de edad deberían distribuirse en 134 vacunados y 2 no vacunados (de acuerdo con los datos de vacunación del ministerio). Sin embargo, la distribución real fue de 97 y 37, respectivamente. Esto supone que la ocurrencia de fallecimiento de los vacunados se reduce en un 18%, mientras que la de los no vacunados se multiplica por 18. La relación entre ambas frecuencias (probabilidades) es el «25 veces» que aparece en el titular de arriba. Hasta aquí todo correcto, aunque para evaluar esta información deberíamos tener en cuenta su contexto:

  • En esta franja de edad los no vacunados suponen el 1.5%, de los cuales casi el 1% tiene la primera dosis. Es decir, completamente no vacunados sólo son del orden del 0.5%.

Si extendemos este mismo análisis a la población general (mayores de 12 años), tenemos el siguiente resultado:

Fuente: Elaboración propia con datos del Ministerio de Sanidad

Es decir, deberíamos cambiar el titular por «las personas no vacunadas tienen 2.5 veces más riesgo de morir por COVID«. La cosa cambia sustancialmente, ¿no?

Me resulta curioso ese interés por «exagerar» los datos, cuando los datos ya de por sí son muy favorables a la hipótesis de la necesidad de vacunarse (4.4 veces más riesgo de hospitalización, 8.4 veces más riesgo de ingresar en UCI, 2.5 veces más riesgo de fallecer).

Para terminar, una breve explicación de los datos que aparecen en las tablas de arriba:

  • Casos: Casos con información de vacunación
  • Vacunados: Casos de vacunados
  • No Vacunados: Casos de No Vacunados
  • Vac: Casos teóricos de Vacunados que habría de acuerdo con las coberturas de vacunación si la vacuna no hiciera ningún efecto
  • No-Vac: Casos teóricos de No Vacunados que habría de acuerdo con las coberturas de vacunación si la vacuna no hiciera ningún efecto
  • Factor Vac: Proporción entre Vacunados (reales) y Vac (teóricos)
  • Factor No-Vac: Proporción entre No Vacunados (reales) y No-Vac (teóricos)
  • Relación: Proporción entre Factores (No-Vac/Vac)

Publicado por Gonzalo Montero

Cuestionando el mundo para intentar entenderlo

Un comentario en “Vacunados vs No-Vacunados (II)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: