Acerca de la conciencia social

Imagino que igual que la física tiene leyes diferentes para lo micro y lo macro, los comportamientos individuales y sociales también se rigen por criterios diferentes, aunque siempre nos guste pensar que nuestro comportamiento individual influye en el resultado global.

Me sorprende descubrir como a veces las sociedades tienen comportamientos propios. Y digo me sorprende, porque vivimos en un mundo en el que estamos muy mediatizados e influenciados por la información y ésta, con demasiada frecuencia, se utiliza y manipula para y por determinados intereses.

Últimamente, con esto de la pandemia, hemos vivido dos ejemplos que muy bien podrían ilustrar una especie de “conciencia social” que actúa por encima de leyes y mandatos. El primero ha sido el caso de la segunda dosis de Astrazeneca para los menores de 60 años de grupos profesionales de riesgo (policías, bomberos, profesores, etc…). A pesar del intento de imposición de una segunda dosis con Pzifer, incluyendo estudios “ad hoc” y campaña mediática al respecto, se ha impuesto la vacunación con Astrazeneca. Bastó un pequeño resquicio de elección para que la sociedad eligiera mayoritariamente, lo que el poder no quería que sucediera.

El segundo ejemplo, está siendo la liberación de la obligatoriedad de las mascarillas. A pesar, de su determinación por el gobierno, la sociedad está manteniendo su uso mayoritariamente y probablemente lo vaya reduciendo gradualmente.

Podéis pensar que esto no tiene nada de especial, porque siempre hay quien transmite el mensaje contrario y mucho más cuando son temas susceptibles de pelea política e ideológica. Podría ser. Pero lo que me llama la atención es la casi unanimidad (en el primer caso) y la abrumadora mayoría (en el segundo). Cuando en nuestro país se produce una dialéctica ideológica fuerte, sea el tema que sea, suele producirse una clara división de la sociedad. Casi de 50-50 o muy similar. Si la mitad de la gente hubiera elegido Pfizer y la otra Astrazenaca, estaríamos muy próximos a ese comportamiento social habitual muy mediatizado por lo ideológico. De ahí lo peculiar de esos comportamientos. Es como si la sociedad formara una especie de “conciencia” propia que actúa al margen de lo que el poder establece y de lo que la división ideológica condiciona.

Estos comportamientos no son nuevos. De hecho ocurren con frecuencia cuando el poder deja cierto margen de actuación a las sociedades. Recordad el Brexit o la famosa (quizás no tanto) Constitución Europea. Se dejó hablar al “pueblo” y este contradijo la propuesta oficial a pesar de las campañas mediáticas al respecto.

En definitiva, creo que las sociedades tienen una misteriosa capacidad de autogestionarse y auto-organizarse que quizás deberíamos escuchar más a la hora de tomar decisiones. No quiero decir que esto sea siempre positivo (probablemente las sociedades pueden llegar a ser muy crueles cuando se dejan llevar por su instinto), pero al menos merece ser tenido en cuenta.

¿Qué pensáis sobre esto? ¿Creéis que existe un comportamiento social que nos transciende y que opera según reglas muy diferentes a nuestro comportamiento individual?

Publicado por Gonzalo Montero

Cuestionando el mundo para intentar entenderlo

2 comentarios sobre “Acerca de la conciencia social

  1. Hey Gonzalo,…. Muy interesante. Pues yo soy de la opiniòn de que es la cultura lo que se impone cuando a la gente se la deja libre, y la cultura es lo que se forma en los cimientos de la persona, de cada persona, sin que se dé cuenta….. y esos cimientos se construyen por la educación, la que recibe cada uno en su casa de pequeño y la que recibimos de adultos, que viene de ser una mezcla de la que recibimos en casa más las personalidades de cada uno,…. En definitiva, creo firmemente, y lo creo por vivir con una cultura distinta los útlimos 26 años y por vivir en una sociedad distinta a la mìa, que lo cultural, la educaciòn de raìz, hace a la gente de verdad,… y a todos bastante iguales, màs de lo que creemos. Eso es lo que creo.

    Esto explica el porquè en Inglaterra ya no es obligatoria la mascarilla en exteriores y el 99% de la gente asiática con la que me cruzo por la calle en Southampton siempre la llevan puesta!,…. Un ejemplo.

    Salud!

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias Luis. Pues la verdad es que tu enfoque de la cultura es muy interesante. Probablemente hay una gran relación entre ambos conceptos, cultura y conciencia social, entendiendo este último como comportamiento y valores. Quizás deberíamos confiar más en esto que en los poderes y dejar que las sociedades se organicen de forma más espontánea. Siempre me acuerdo de la famosa frase: “la costumbre hace la ley”. No como ahora que se crean leyes para alterar las costumbres (es decir, la cultura).

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: