Comparar: ¿Qué y con qué?

Estamos acostumbrados a un bombardeo de cifras económicas y sociológicas que nos permiten hacernos una idea más global del mundo en qué vivimos. Nuestra experiencia local es difícilmente extrapolable ya que solemos vivir rodeados de un entorno muy similar al de nuestra condición social y económica. Por tanto, es bueno que sepamos digerir toda esta información para entender mejor la sociedad que nos rodea.

El problema con el que nos encontramos es que nos suelen mostrar la información de forma sesgada (¿interesada?) y que nos suele faltar información adicional con la que contrastar. Pongamos un ejemplo de hoy mismo: los datos del paro.

Ver noticia original

Descenso récord del paro desde el año 1996. ¡Fantástica noticia!

Ver noticia original

¡Mayor reducción de paro de la historia! Aún mejor.

Si hacemos caso a esta información deberíamos ser tremendamente optimistas y creer que realmente estamos en el mejor momento económico y social (recordemos que el paro es una de las principales, sino la principal, preocupaciones de los españoles de manera mantenida en el tiempo (ver encuestas del CIS).

Sin embargo, yo creo (corregidme si me equivoco) que la percepción social es que estamos en un momento muy duro y que el problema del trabajo está muy lejos de estar en una situación satisfactoria. Sabemos que hay 542.142 trabajadores en ERTE que no contabilizan en las estadísticas del paro. Sabemos que a pesar de la bajada de este mes, sigue habiendo medio millón más de parados (oficiales) que antes de la pandemia. Y estos datos están en los propios artículos citados arriba.

Por tanto, parece evidente que comparar es necesario para entender pero hay que comparar bien para entender bien. ¿Qué y con qué?, esa es la clave para que nos nos dejemos manipular. ¿Es válido comparar los datos mensuales con las series históricas cuando las circunstancias son muy diferentes? ¿Es válido comparar datos medidos de formas diferentes (con ERTE y sin ERTE)? ¿Es válido comparar datos mensuales sin hacer referencia a contextos anuales o periodos incluso mayores (la paradoja de grandes subidas después de grandes bajadas)?

¿Qué pensáis sobre esto?

Publicado por Gonzalo Montero

Cuestionando el mundo para intentar entenderlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: